« Volver a sección principal

Carne: la región se prepara para ser líder mundial

El significativo crecimiento esperado de la población mundial para 2050, estimada en 9.000 millones de personas, traerá como consecuencia la falta de oferta disponible de carnes, situación que favorecerá a los países del cono sur porque tienen las mejores condiciones para producir alimentos por la gran disponibilidad de agua que tienen.

Esa población consumirá alrededor de 40 millones de toneladas de carne bovina. Pero la ganadería extensiva en esos años tendrá un límite territorial que no podrá sobrepasar.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) prevé que el consumo mundial de carne continuará en ascenso hasta 2021. El mayor incremento se producirá para los países en desarrollo y serán responsables del crecimiento global. Entre los principales productores de carne, Brasil representa el 16% de la producción mundial, seguido por la Argentina y Australia con el 4%, México el 3%, Rusia el 2% y la Unión Europea el 12%.

La Argentina es líder en el consumo de carne con 60 kilos por habitante por año, Brasil se ubica en 40 kilos, seguido por Australia con 38 kilos, Uruguay poco más de 36 kilos, Estados Unidos con un promedio de 39,8 kilos y China, 4,8 kilos, de acuerdo a datos de la OCDE -FAO.

“Esto obligará a los productores a mejorar la carga animal por hectárea y mucho más la producción. El gran desafío será poner el énfasis en el engorde a corral que permitirá producir en espacios pequeños y mayores volúmenes de proteína de origen animal para consumo”, explicó al suplemento Ámbito del Campo Jorge Torelli, consejero del IPCVA (Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina), que hizo estas apreciaciones momentos antes de presentar su ponencia en el último seminario del año que organizó este instituto en la Sociedad Rural de Tucumán.

La Argentina tiene muchísima superficie de tierra improductiva en distintas regiones del país, mal utilizadas o faltas de inversión por la ausencia de de incentivos, aunque el cambio de escenario político de la Argentina tras el balotaje ya genera renovadas expectativas que apuntan a otra visión de la ganadería.

Por su parte, Dardo Chiesa asesor del IPCVA y presidente de CRA, evaluó también las perspectivas de la cadena de ganado y carne argentina frente a los desafíos planteados por el mercado internacional y en ese sentido aseguró que hoy el precio de la carne está inflado. “Estamos en un mundo cada vez más carnívoro. En China, cada año 40 millones de personas pasan de la ruralidad a la urbanidad; es decir, gana un sueldo y compra en el supermercado”, explicó.

Pronósticos

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), para la próxima década se espera un crecimiento de la producción de carne del 12% o de 2,2 millones de toneladas a nivel mundial. La Argentina produce en la actualidad 2,8 millones de toneladas al año, quiere decir que el aumento del consumo es casi igual a la producción nacional.

La Argentina exporta a China carne congelada, que tiene como destino la industria, y ya tiene 17 plantas frigoríficas habilitadas por ese país. Se espera además para las próximas semanas la llegada de una misión sanitaria para evaluar el estado sanitario de las plantas frigoríficas para producir cortes frescos de carne vacuna.

Estados Unidos es el otro destino que está abierto para las carnes argentinas, después de casi 15 años producto de la crisis de aftosa del año 2000. Uruguay recuperó ese mercado en 2003 o 2004, mientras, la Argentina debió esperar hasta este año. “Si todo va bien, para marzo o abril las carnes argentinas ya se podrán encontrar en las góndolas de los supermercados y restoranes de las principales ciudades norteamericanas. En forma paralela estamos trabajando con Canadá, que ya abrió su mercado a los bifes criollos, en coincidencia con la vista de los directivos del IPCVA a Estados Unidos. De todos modos Argentina por ahora no está exportando a Canadá, porque tiene una cuota anual de 40.000 toneladas para terceros países y la de este año ya está cubierta”, resumió Chiesa.

La Argentina exportó entre enero y septiembre 107.687 toneladas de peso producto res con hueso por un total de u$s 696 millones, de acuerdo con datos publicados por la Cámara de la Industria, el Comercio de la Carne y Afines (CICCRA). En 2005 las ventas de carne al exterior alcanzaban a las 700.000 toneladas.

“Las exportaciones argentinas de carne fresca y enfriada de alta calidad mostraron una caída sistemática y sólo pudimos mantener las ventas externas de menudencias, porque el mercado argentino no las quiere”, resumió Chiesa. “El mercado europeo hoy ofrece hasta u$s 13.000 o u$s 14.000 por la tonelada de Cuota Hilton y, por la 481, que son 17 cortes, u$s 9.000 la tonelada; a su vez la carne que se le vendía a Rusia se pagaba hasta u$s 5.000 la tonelada; sin embargo la Argentina no cumplió con esa cuota, que representa 30.000 toneladas al año, y trajo un perjuicio para el país en particular, porque eso hubiese significado un ingreso más”, postuló el asesor del IPCVA.

En relación con la cuota 481, que ingresa a la Unión Europea con arancel cero (que corresponde a animales engordados a grano con no más de tres años de vida y un peso superior a los 420 kilos, terminado a corral con 100 días a grano), hoy presenta algunos problemas: los cortes entregados no se ajustan a los protocolos acordados porque se envían provenientes de animales más livianos, sin caravana o con la falta de marmolado, que en lo que va del año representó el 15% de los rechazos.

Fuente: por Eduardo Bustos, Ámbito Financiero.

 

Huella Software