« Volver a sección principal

Los bifes criollos pronto regresarán a las góndolas estadounidenses

Una vez superados todos los controles, en 90 días las carnes argentinas viajarán a Estados Unidos. Repercusiones.

BUENOS AIRES (NAP, por Eduardo Bustos). La Argentina y Brasil podrán exportar carne a los Estados Unidos en los próximos 60 días, una vez que el Aphies/Usda modifique su regulación para permitir el ingreso a ese país de carne fresca (enfriada o congelada) de origen, informó este martes el ministro de Agricultura y Ganadería de la Nación (Minagri), Carlos Casamiquela en la Sala de Conferencia de la Casa Rosada.

“Este es un tema muy significativo para el sector agropecuario argentino, ya que además del mercado de los Estados Unidos, que es altamente importante, facilitará el reconocimiento de otros que recurren al mismo tipo de barreras para el ingreso de productos de nuestro país”, afirmó Casamiquela.

Por su parte, el presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), Gonzalo Alvarez Maldonado celebró la noticia y estimó que esta decisión “es una carta de presentación para el mundo”, pero aclaró que se trata de “una Resolución del Aphis/Usda que informa en su página que Argentina y Brasil ya se encuentran autorizados, a ingresar a ese mercado con sus carnes, una vez publicado en el Boletín Oficial norteamericano,”

Casamiquela hizo el anuncio este medio día acompañado por los ministros de Economía, Axel Kiciloff y de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman.

Con esta medida, señaló Casamiquela, “se recupera la capacidad de fortalecer el comercio exterior de productos agropecuarios argentinos y esto tiene que ver con la persistencia por parte del gobierno durante todos estos años, por demostrar la capacidad local de seguir produciendo carne libre de aftosa”.

Estados Unidos dispuso la prohibición de compra de carne a la Argentina, luego de producirse un brote de fiebre aftosa en 2001 y una vez recuperado el estatus sanitario de “país libre de aftosa con vacunación”, dispuesto por la Oficina Internacional de Epizootias (OIE), los equipos técnicos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) trabajaron intensamente para demostrar la inocuidad del consumo de carne bovina de nuestro país”, añadió el Ministro.

Según el comunicado publicado por la Agencia de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de este país (APHIS/USDA, por sus siglas en inglés), el organismo estaría por modificar su regulación para permitir la importación de carne fresca (enfriada o congelada) desde Argentina y desde 14 estados de Brasil, bajo condiciones específicas de mitigación del riesgo de fiebre aftosa.

En efecto, esta autorización de las importaciones se hará efectiva cuando otra agencia del USDA, el Servicio de Inspección de la Inocuidad de los Alimentos (FSIS), restablezca la equivalencia entre las medidas utilizadas por Argentina y los Estados Unidos para garantizar la inocuidad de las carnes frescas exportadas.

“Las evaluaciones de riesgo del APHIS indican que la carne fresca puede ser importada de manera segura, siempre y cuando se cumplan las condiciones de mitigación establecidas para asegurar que no se transmita el virus.

El proyecto de norma publicado en la página de la APHIS prevé las mismas condiciones de importación que hoy debe cumplir Uruguay para la exportación de carnes frescas y que estaban vigentes para la Argentina antes del cierre del mercado en 2001.

Esta autorización es la etapa final de un proceso normativo estadounidense, que fue reactivado inmediatamente después de que la Argentina presentara una demanda en el seno de la Organización Mundial de Comercio (OMC), cuestionando la demora injustificada por parte de los Estados Unidos en la apertura de nuestras exportaciones.

Por su parte, Alvarez Maldonado, en declaraciones a NAP comentó que “luego de la publicación de la normativa, debemos esperar los tiempos legales que son 60 días, mientras tanto debemos tener los deberes bien hechos, de modo que cuando los representantes de la Agencia de Inspecciones e Inocuidad de los Alimentos vengan a la Argentina para verificar que todo esté en orden, estemos preparados y luego, sí vendrá la apertura de ese mercado”

“Según la industria, de aquí a los próximos 90 días podríamos estar realizando la primera exportación de carne fresca y congelada a Estados Unidos. Esto es un adelanto que hace el país del norte y juntó a los dos países para habilitarlos a exportar”, añadió el directivo.

Desde la Sociedad Rural Argentina (SRA), dijeron que el reconocimiento de la Argentina como país libre de aftosa que publicó la Agencia de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (APHIS/USDA) es un primer paso que acerca a la Argentina a la posibilidad de volver a exportar carne bovina a ese país y que genera expectativas entre los productores ganaderos.

“Sin embargo, todavía quedan otros pasos por dar en este proceso y por eso es necesario ser prudentes a la hora de evaluar el impacto, ya que éste no será inmediato”, aseguraron desde la centenaria entidad.

En primer lugar, el Servicio de Inspección de la Inocuidad de los Alimentos (FSIS/USDA), responsable de proteger la salud de los consumidores, debe llevar adelante una serie de inspecciones y recomendaciones con el fin de alcanzar las equivalencias entre las medidas sanitarias de ambos países.

Una vez cumplidos los pasos sanitarios, se debe trabajar en la búsqueda de nuevos clientes, ya que se trata de una transacción entre privados.

“Esta medida del gobierno trajo como consecuencia una abrupta caída de las ventas externas de este producto y la pérdida de más de 18 mil productores ganaderos. Consecuentemente, la Argentina pasó de ser el tercer exportador mundial de carne bovina (en 2005) a ser el 14°, después de Bielorrusia, un país con un territorio 12 más chico que el nuestro”, consignó la SRA.

Es importante que nuevos mercados abran sus fronteras para el ingreso de carne argentina. Sin embargo, la iniciativa la debería tomar el gobierno nacional, eliminando de una vez las trabas a la exportación de carne bovina.

 

Fuente: Noticias AgroPecuarias