« Volver a sección principal

“En Argentina, hay que integrar el consumo interno y la exportación”

Lo sustuvo Fernando Canosa, coordinador técnico de la Mesa de Carnes, una asociación que integra a muchas instituciones relacionadas con carne vacuna, porcina, aviar y ovina.

1- En los últimos tres años, ¿qué sucedió con la ganadería argentina?

Lo que ocurrió hubo un cambio de estrategia por el rebote del precio durante el año 2010. Estos buenos precios se captaron durante el 2010 y 2011, y luego de eso ocurrió otro nuevo cambio de precios no mantuvo la retención de vientres. el año pasado, más allá de la coyuntura política, el productor volvió a retener hembras y esos cambios son los que está viendo desde el año pasado. Hablando con datos, el piso en el stock de vacas lo tocamos en el año 2010 con 19 millones de hembras y, actualmente, ya estamos alcanzando los altos niveles de 2005 con casi 23 millones de madres.

2- ¿Qué balance hace del año 2016?

Continúa el proceso de retención de hembras, Este año se parieron unos 300.000 terneros más y estimo que para 2017 se alcanzarán los 500.000 terneros más que en 2016. Concretamente, necesitamos más terneros con el stock de hembras actual y esto necesita de un cambio en la base forrajera. Por el contrario, sigue baja la retención de machos para conseguir más kilos. Esto considero que es una deuda pendiente, pero estimo que cuando aparezcan esos buenos precios de exportación esta tendencia cambiará porque Argentina tiene, claramente, un faltante de novillos, que ronda los tres millones.

3- ¿Cuáles son las deudas pendientes en materia comercial?

Sin dudas, en la medida que no solo traccione las góndolas argentinas sino también las góndolas del mundo, eso redundará en una mayor producción de carne, mayor ingreso de divisas y mayor demanda de mano de obra, además, el consumidor argentino podrá comprar carne de menor valor porque se exportarán los cortes más caros y tendremos lo más consumidos acá a menor precios. Por eso, hay que trabajar en una máyor en una integración consumo interno y exportación, sin generar oposición.

4 – ¿Por qué no se concreta la idea de exportar los cortes de mayor valor y dejar en la mercado interno los “populares?

​​En gran medida, hay una falsa creencia que supone que exportar significa disminuir la oferta al mercado interna. Sin embargo, exportar los caros de mayor valor significa no impacto sobre el mercado interno. Y esto, las autoridades actuales lo tienen claro. Asimismo, la Mesa de Carnes, que une a las cuatro carnes que se consumen en el país, que viene trabajando hace dos años, también cumplió un rol muy importante para que a los consumidores no les faltase carne.

5 – ¿Y qué opina de los últimos logros en materia de exportaciones de carne?

Es fundamental que Argentina siga trabajando en la apertura de nuevos mercados porque cuanto más mercados disponibles para recibir nuestras de carnes y más demandantes, más posibilidades de exportar. Fue muy importante la apertura del mercado canadiense y estamos esperando que en los próximos sesenta días haya novedades del mercado norteamericano. La última misión de EE.UU. estuvo en Argentina hace quince días y se fueron muy conformes con nuestra cadena exportadora.

6 – ¿Cuáles son los principales desafíos de la ganadería para el año que viene?

Desde el punto productivo, hay que poner el foco en la mayor producción de pasto y de terneros por vaca. Y, en lo comercial, hay que seguir trabajando en la apertura de nuevos mercados y competitivida. Si tomamos en cuenta esto, Argentina seguirá por el camino del crecimiento.

7-¿Cómo impacta los excesos hídricos de este año sobre los índices ganaderos?

Por suerte, las inundaciones de este año no afectaron las zonas fundamentalmente criadoras -Cuenca del Salado y sudeste bonaerense y el Litoral-. Con lo cual, en la zafra nose verían afectados la cantidad de terneros a la venta. Además, tanto en el últimos otoño como la primavera, hubo buenas producciones de pasto lo que también es favorable para el resultado de los rodeos de cría.

 

Fuente: Clarín Rural

 

Huella Software